Degeneración macular asociada a la edad    (DMAE)

La Degeneración macular asociada a la edad (DMAE), es una enfermedad degenerativa que afecta al centro de la retina (mácula). Es la causa más frecuente de pérdida de visión en los países desarrollados.

La DMAE afecta a 1.6% de las personas entre 50 y 60 años y hasta un 30% de las personas mayores de 75años.

Se han planteado diversas teorías como causa de esta degeneración macular. En parte se culpa a la luz ultravioleta y en otras teorías se culpa a factores nutricionales.
La retina es la parte de ojo sensible a la luz que está situada en la parte posterior del ojo, tiene la función de convertir la luz recibida en estímulos nerviosos que se trasmiten al cerebro. Es un tejido muy sensible y pequeñas alteraciones en ella pueden llevar a la ceguera.

La porción central de la retina se llama mácula y es la parte responsable de la función visual fina y discriminativa, es la zona donde la visión adquiere perspectiva de espacio y sirve para leer, conducir u otras visiones más especializadas. En la degeneración macular es la porción de la retina más afectada.

SÍNTOMAS

El más característico es la perdida de agudeza visual.
La parte central de su visión está borrosa.
Las líneas rectas pueden aparecer torcidas, inclinadas o desaparecer en algún punto. Esto se puede observar al mirar, por ejemplo, los marcos de las puertas.
Se falsean las distancias. Los objetos toman formas inusuales. 
Posible dificultad para emparejar objetos de formas o colores similares.
Necesidad de buena iluminación.
Si la enfermedad está desarrollada, se aprecia una zona negra en el centro del campo visual.
Hay dos formas de presentación con diferencias de síntomas:
  • la forma seca se caracteriza por la perdida de la visión central y es progresiva. Es una atrofia central macular.
  • la forma húmeda es de aparición más aguda y aparece una visión distorsionada o de líneas extrañas. Es una atrofia más difusa con hemorragias constantes en toda la retina.

DIAGNÓSTICO

A partir de síntomas característicos como es la perdida de visión se realiza un examen del fondo de ojo mediante la dilatación de la pupila, en ella se pueden observar cambios de los vasos sanguíneos. Además se puede realizar una angiografía con fluoresceína.
Esta técnica se realiza mediante la inyección de un colorante llamado fluoresceína, a través del torrente sanguíneo, luego se fotografía la retina en secuencias constantes, cuando el colorante pasa por los vasos de la retina. Pudiéndose apreciar las alteraciones de vascularización con mayor claridad.

TRATAMIENTO

*Para la DMAE Exudativa ó Húmeda son los Antiangiogénicos : Avastin, Lucentis. (inhibidor del VEGF)

 -En estudio: * El estadounidense Marco Zarbin informó (Congreso IMO - 2013) que estudios en fase I en humanos ya parecen estar demostrando cómo el uso de células madre para reemplazar células dañadas de la retina logra mejorar la agudeza visual de los pacientes. Esta terapia se aplica en pacientes que pierden células fotorreceptoras y/o del epitelio pigmentario, un tipo de células que no se regeneran, y que son fundamentales para la visión. Lo que se está consiguiendo con las nuevas terapias es reemplazarlas por células madre embrionarias o pluripotenciales extraídas de la piel o de otras partes del ojo, que, tras ser alteradas, son capaces de desarrollar la misma función que las células retinianas dañadas. En estos momentos, este tratamiento se está aplicando en fase de pruebas y con muy buenos resultados a pacientes con distrofias retinianas, retinosis pigmentaria y DMAE.

-Otros:

• Fotocoagulación con láser argón: cauterización térmica (extra o yuxtafov)

• Terapia fotodinámica (TFD): Verteporfin (Visudyne) + Triamcinolona IV

• Termoterapia transpupilar (TTT): muerte x apoptosis. 45o. Láser diodo

• Vitaminas antioxidantes: A, C, E, Cobre y Zinc

 


volver